lunes, 15 de diciembre de 2008

Campo de Montiel “Cuna del Quijote”

El pasado 22 de octubre tuvo lugar en Almedina el acto de constitución de la Mancomunidad de Municipios Campo de Montiel “Cuna del Quijote”, que agrupa inicialmente a catorce municipios de nuestra comarca: Albaladejo, Almedina, Alcubillas, Cózar, Fuenllana, Montiel, Puebla del Príncipe, Santa Cruz de los Cáñamos, Terrinches, Torre de Juan Abad, Villahermosa, Villamanrique, Villanueva de la Fuente y Villanueva de los Infantes.
Con una población cercana a los 24.000 habitantes, sus objetivos están fijados en los estatutos de la Mancomunidad, publicados por la Consejería de Administraciones Públicas el 25 de agosto de 2008.
Quienes hemos reivindicado reiteradamente desde hace mucho tiempo la creación de esta Mancomunidad, véase el editorial de Balcón de Infantes número 123, noviembre 1992, “Campo de Montiel y miopía política”, o el último, “Campo de Montiel, ¿ahora sí?”, número 182, de Octubre 2007, no podemos sino saludar positivamente y con optimismo la creación de la nueva Mancomunidad que en palabras del recién nombrado presidente elegido por consenso, Nicasio Peláez, alcalde de Terrinches, va a permitir “trabajar juntos por la realidad social y económica de nuestra comarca”; una comarca identificada como “Cuna del Quijote” por la presencia y escenario que significa en la obra del Ingenioso Hidalgo. Sin embargo, la creación no llega en el mejor momento económico: cuando ha pasado la época dorada de las Mancomunidades, los fondos europeos tocan a retirada, la financiación de los Ayuntamientos no está resuelta, y menos las de estos órganos intermunicipales, y nos adentramos en el túnel de una crisis que manifiesta síntomas preocupantes y del que no sabemos cuando se podrá vislumbrar la luz.
Se han perdido muchos años en la formación y defensa de los intereses de esta comarca, cuya lacerante despoblación, con la huida de los más jóvenes a la búsqueda de mejores oportunidades, es el mejor pulso de su envejecimiento. No es hora de lamentarse, pero cuando surgieron los primeros síntomas de crisis en la procelosa Mancomunidad de Manserja (polémica sesión plenaria de 28 de agosto de 1997 y posterior acuerdo de nuestra Corporación Municipal de hacer una comisión de estudio y seguimiento de Manserja) debió darse el paso adelante, y particularmente lo debió dar Villanueva de los Infantes en su momento, en vez de mantenerse al margen de la misma y en tierra de nadie, con lo que perdió la oportunidad de influir decisivamente en su propio destino y el de su comarca. (Enero de 2000: Editorial de Balcón de Infantes “La salida de Maserja” en el que se incluía la siguiente opinión de A. López Sánchez en Canfali 1-10-1999, ilustrativa de la situación: “como espectador... la primera sensación es que Manserja está dividida en dos partes”, aplicando el término bipes (dos pies) para expresar los síntomas de la Mancomunidad.
Luego vendría la macroplantilla de trabajadores de la Mancomunidad que se complicaría aún más con la mala gestión de su o sus responsables en tiempos alegres y propicios al pelotazo, y dime lo que quieras. Reconducir aquella situación ha sido misión que se ha demostrado imposible.
Ahora sólo queda el más vale tarde que nunca, pero eso sí, aprendiendo de los errores: evitando la hipertrofia de plantillas e hipotecas del patrimonio, antes al contrario: manteniendo los principios de eficacia y transparencia democrática, como se planteó en la sesión constitutiva del día 22 de octubre, en la que pudimos estar presentes.
Sólo “desde el compromiso y el trabajo, desde la lealtad y el diálogo por el interés general de la comarca de todos los representantes”, como apuntó en su discurso el elegido presidente, será posible avanzar favoreciendo el bienestar de todos los ciudadanos de nuestra comarca, “dejando a un lado los localismos, y reconociendo que solos no podemos. Que hay que trabajar por y para la ciudadanía por encima de todo, dando participación a los colectivos y el tejido social de la comarca, en la labor de gobierno que unas veces tocará a unos y otras veces a otros”, refiriéndose a los partidos políticos, como apuntó en su discurso la consejera de Administraciones Públicas y Justicia, Magdalena Valerio, presente en el acto.
En fin, un ilusionado comienzo, manifestado en el consenso político que, sin embargo, no impedirá el debate de ideas y la defensa de los principios políticos de cada uno de los alcaldes y de los distintos grupos políticos representados en la recién creada Mancomunidad de Municipios Campo de Montiel “Cuna del Quijote”, que ahora comienza su andadura.

Por Clemente Plaza
Cronista Oficial de Villanueva de los Infantes
Publicado en diario Lanza, Balcón de Infantes y La Ruta
(noviembre de '08)

3 comentarios:

Ramón el del Jabalón dijo...

Montiel crea una mancomunidad reivindicativa “que hará comarca”
LANZA 28/10/08

Nicasio Peláez asume la presidencia con la intención de iniciar el plan de dinamización turística y la Mesa por el Desarrollo para “salir del agujero” El Campo de Montiel acaba de dar el paso definitivo para trabajar como comarca por su futuro. Y lo ha hecho creando una mancomunidad, la primera que llevará en exclusiva el histórico nombre de la zona sureste de la provincia de Ciudad Real, fronteriza con Albacete y Jaén, que se desliga así definitivamente de Valdepeñas y Manserja. Ni localismos, ni partidismos políticos, ni siquiera tendrán sede, “lo único que importa es el Campo de Montiel, al que hay que sacar del agujero negro en el que está sumido”, afirma en una entrevista concedida a LANZA Nicasio Peláez, alcalde de Terrinches y presidente del recién constituido ente supramunicipal.
[Belén Rodríguez] [Ciudad Real]

¿Por qué en este momento una nueva mancomunidad?, Peláez lo tiene claro: “Antes, en los ochenta, cuando se crearon las principales mancomunidades, una de ellas Manserja, no existía conciencia de comarca. Esperábamos que Valdepeñas tirase de nosotros pero hemos comprendido que existen una serie de connotaciones sociales y económicas en nuestros pueblos que no tienen nada que ver con Valdepeñas. Esa conciencia ha crecido en estos diez, ocho años, y aquí estamos”.
Peláez, como el resto de los catorce alcaldes que la semana pasada en Almedina -centro geográfico de la comarca- dijeron sí a la mancomunidad, son conscientes de la despoblación y falta de alternativas en unos municipios que del año 2000 a esta parte han pasado de 36.000 a 23.000 habitantes, y quieren intervenir para cambiar esa realidad.

Mancomunidad lineal
La mancomunidad que se ha comprometido a poner marcha Peláez de aquí al final de la legislatura, “luego que ocupe la presidencia otro”, afirma, es lineal, “yo soy defensor a ultranza de que un municipio no puede estar en dos o tres mancomunidades a la vez, puesto que las descontextualiza. Nuestro modelo será formado y conformado de acuerdo con las reivindicaciones del conjunto de la sociedad. Será una mancomunidad abierta y compartirá deseos e ilusiones por el Campo de Montiel, cuna del Quijote”.
De la fallida experiencia de Manserja la Mancomunidad del Campo de Montiel saca sus conclusiones, “es verdad que catorce municipios son muchos, pero en población no somos más de 23.000 habitantes”. A falta de que se constituya la junta de gobierno y las vicepresidencias se ha tomado la decisión de que estén formadas al cincuenta por ciento por cargos del PSOE y del PP, los dos grandes partidos con representación en los ayuntamientos, y esperan contenerse en cuanto a gastos de personal.
La sede social según los estatutos es el municipio donde esté el presidente, en este caso Terrinches, sin embargo “es algo simbólico, no tendremos sede fija, haremos reuniones rotativas; la sede es el conjunto del Campo de Montiel”.
La prioridad para la mancomunidad es poner en marcha el Plan de Dinamización del Producto Turístico del Campo de Montiel, aprobado el año pasado y para el que ya están comprometidos 1,7 millones de euros que aportarán los gobiernos central y autonómico, aunque los ayuntamientos de la zona tendrán que contribuir con cerca de medio millón de euros. De entrada los fondos están comprometidos, pero habrá que pedir una prórroga temporal para que en vez de aplicarse en el periodo 2008-2010 se haga entre 2009 y 2011.
Otra iniciativa que debe materializarse en cuanto empiece a rodar la mancomunidad es el Plan Estratégico del Campo de Montiel, con el apoyo de la Diputación provincial y el grupo de acción local, un soporte teórico pero que conlleva una treinta de medidas distribuidas en cuatro grandes ejes, y en el que está incluida la creación de una Mesa por el Desarrollo del Campo de Montiel, con representación de instituciones y tejido social, similar a la que se creó en Almadén, que deberá llevar el seguimiento del plan.

Los ejes
El Plan Estratégico contempla medidas dividas por áreas. La primera es la relacionada con la rentabilidad y la comercialización de los productos agrarios y la segunda es la creación de suelo industrial. La intención de la mancomunidad es concentrar ese suelo en una zona próxima a la futura autovía del IV Centenario para crear y consolidar actividad industrial en un sólo punto, aunque luego haya “pequeños talleres que trabajarán en red”.
El tercer paquete de medidas es el relacionado con el turismo y el Plan de Dinamización y el último seria el transversal y más importante, “en él se recoge todo lo relacionado con las obras, de la autovía, claro, pero también con las mejoras en las carreteras y otras infraestructuras relacionadas con el abastecimiento de agua, regadíos, etc”, apostilla el presidente de la mancomunidad.
Una baza importante para reflotar el Campo de Montiel es el turismo. “Hasta ahora hemos abierto casas rurales y otros establecimientos con fondos europeos, lo que tenemos pendiente es la asignatura de la calidad. Hay que buscar la ‘Q’ de excelencia que ya tienen otras zonas. Ya creamos la marca Campo del Quijote para comercializar queso y embutidos, debemos homogeneizar la marca y hacerla más universal, máxime de cara al 2015, cuando se celebre el cuarto centenario de la segunda publicación del Quijote”, agrega Peláez.

Gestión de servicio
En gestión de servicios la nueva mancomunidad no quiere caer en los errores de Manserja. Sus prioridades por el momento serán abastecimiento y depuración, por ahora cada municipio funciona por libre “lo que queremos es optimizar recursos y servicios. Hay proyectos importantes relacionados con el tratamiento de los lodos que pueden ser mancomunados, pero está por ver”.
La Mancomunidad Campo de Montiel ha quedado constituida por Albaladejo, Almedina, Alcubillas, Cózar, Fuenllana, Montiel, Puebla del Príncipe, Santa Cruz de los Cáñamos, Terrinches, Torre de Juan Abad, Villahermosa, Villamanrique, Villanueva de la Fuente y Villanueva de los Infantes. Se quedan fuera Carrizosa, vinculado a La Solana y la mancomunidad de La Mancha, y Torrenueva, de la órbita de Valdepeñas. En ocho municipios gobierna el PSOE, en cinco el PP y en un caso un partido independiente.

Ramón el del Jabalón dijo...

Gabino Marco: “Infantes quiere lo mejor para el Campo de Montiel”


El alcalde del Partido Popular explica por qué el municipio se ha integrado en la nueva mancomunidad
[Lanza / ] [ciudad real] 24/10/08


Un día después de que se haya constituido oficialmente nueva Mancomunidad Campo de Montiel, el Alcalde de Villanueva de los Infantes, Gabino Marco (PP), ha querido mostrar su agradecimiento a las instituciones provincial y regional que con su presencia respaldan esta nueva asociación que inicia sus primeros pasos.
El primer edil infanteño recuerda que en su programa electoral “ya venía contemplada la creación de esta mancomunidad”, con lo que se cumple uno de los proyectos que “sin lugar a dudas nacen con el objetivo de beneficiar a todo el Campo de Montiel”.
La mancomunidad está integrada por 14 municipios unidos por sus circunstancias económicas y sociales. Cada uno de los pueblos aportará su experiencia en los diferentes aspectos por los que va a luchar la mancomunidad. Villanueva de los Infantes es la localidad con mayor número de habitantes de la comarca y quiere formar parte de este proyecto “porque se siente unida al resto de los pueblos” y en ese sentido “defenderemos el Campo de Montiel como si del propio Infantes se tratase”, afirma Marco.
Aspectos como generosidad, trabajo y colaboración son imprescindibles para conseguir los objetivos de la Mancomunidad Campo de Montiel y “la lealtad que va a tener Infantes siempre va a ser con el Campo de Montiel en su conjunto”. Objetivos que pasan por el desarrollo rural, la coordinación de políticas de desarrollo turístico, la existencia de programas y planes de formación o por tener un parque de maquinaria para reparación y mantenimiento de caminos rurales y servicios mancomunados que se podrán obtener a través de la Mancomunidad y que beneficiarán a cada uno de los pueblos. o

Ramón el del Jabalón dijo...

Catorce municipios fundan la Mancomunidad Campo de Montiel


Castilla-La Mancha cuenta con 130 mancomunidades. En 2008 se han concedido 2.579.311 euros a estos organismos con cargo al FORCOL
[Lanza / ] [Ciudad Real] 23/10/2008


La consejera de Administraciones Públicas y Justicia, Magdalena Valerio, asistió en Almedina al acto de constitución de la Mancomunidad de Municipios Campo de Montiel ‘Cuna del Quijote’, que agrupa a catorce municipios con una población total cercana a los 24.000 habitantes. La consejera señaló que “hoy [por ayer] es un día importante para estos pueblos del Campo de Montiel, que han decidido unirse en coalición para sumar recursos destinados a dar servicio a sus vecinos”.
Magdalena Valerio destacó el importante papel que juegan las mancomunidades en la prestación de servicios de calidad a la ciudadanía, especialmente en los pequeños municipios de la región. Según explicó la consejera, este tipo de organismos posibilitan la optimización de recursos, eficiencia en el gasto y simplificación de la gestión mediante la cooperación entre municipios, con el objetivo último de mejorar los servicios que reciben los habitantes de los pueblos mancomunados.

Clima de consenso
La titular de Administraciones Públicas y Justicia recalcó el clima de “ilusión, pasión y ganas de trabajar que se detecta en la Mancomunidad Campo de Montiel”, así como “el clima de consenso entre todos sus municipios integrantes, porque por encima de la coloración política están los ciudadanos, que lo que demandan es que resolvamos sus problemas en la vida cotidiana”, por lo que animó a la Mancomunidad “a trabajar por, para y con la ciudadanía”.
Valerio añadió que “el Campo de Montiel es una zona de la literatura y de la historia de nuestra comunidad autónoma, que hoy es una zona rural marcada por la complejidad de un proceso de despoblación contra el que hay que luchar”, para lo que sus pueblos “cuentan con el apoyo decidido del Gobierno de José María Barreda, siempre apostando por el desarrollo rural sostenible”.
La consejera recordó que el Gobierno de Castilla-La Mancha fue pionero en el apoyo a la creación y funcionamiento de mancomunidades, con asesoramiento técnico desde 1986 y líneas de ayuda económica desde 1987, una vez aprobada la Ley Reguladora de Bases de Régimen Local de 1985. Desde entonces, la Junta de Comunidades ha destinado más de 30 millones de euros a apoyar a las mancomunidades de municipios de la región, que actualmente son 130.
Por su parte, el recién elegido alcalde de la Mancomunidad Campo de Montiel y alcalde de Terrinches, Nicasio Peláez, subrayó que “en nuestra comunidad y nuestra provincia podemos disfrutar de ayudas que otras mancomunidades de nuestro país no tienen, como el Fondo Regional de Cooperación Local para Mancomunidades de la Consejería de Administraciones Públicas y Justicia, y el Plan de Mancomunidades de la Diputación Provincial de Ciudad Real”.
En el año 2008, la Consejería de Administraciones Públicas y Justicia ha destinado al apoyo para mancomunidades 2.579.311 euros, con cargo al Fondo Regional de Cooperación Local (FORCOL).

Municipios integrantes
Los municipios integrantes de la Mancomunidad Campo de Montiel “Cuna del Quijote” son: Albaladejo, Almedina, Alcubillas, Cózar, Fuenllana, Montiel, Puebla del Príncipe, Santa Cruz de los Cáñamos, Terrinches, Torre de Juan Abad, Villahermosa, Villamanrique, Villanueva de la Fuente y Villanueva de los Infantes.
Los estatutos de la Mancomunidad, publicados por la Consejería de Administraciones Públicas el 25 de agosto de 2008, establecen como fines del nuevo organismo gestionar en todos los municipios integrantes, entre otros servicios, la recogida domiciliaria de basuras y tratamiento de los residuos; alcantarillado, depuración de aguas residuales y abastecimiento de agua; alumbrado público; gestión del patrimonio medioambiental, cultural y turístico; protección del medio ambiente; promoción de energías renovables; o coordinación de la seguridad ciudadana.
Del total de 130 mancomunidades de municipios actualmente existentes en Castilla-La Mancha, la provincia que cuenta con mayor número de ellas es Cuenca, con 41, seguida por Guadalajara, con 32 mancomunidades. Toledo cuenta con 24 de estos organismos de cooperación intermunicipal, mientras que Ciudad Real tiene 17 y Albacete 16. o